Valle de Mena estrena pancarta contra el fracking en el balcón de la Casa Consistorial

En abril de 2012, ante los sucesivos proyectos e informaciones controvertidas respecto a los proyectos que podrían afectar al Valle de Mena, el Consistorio solicitó información que aportase certidumbre a la Junta de Castilla y León. La solicitud formal del Ayuntamiento, no obtuvo respuesta alguna, como tampoco la hubo del Gobierno de España a través del Ministerio de Medio Ambiente ante la solicitud de garantías.

Valle de Mena estrena pancarta contra el fracking en el balcón de la Casa ConsistorialAnte el conocimiento por medios alternativos tanto del proyecto Gran Enara como de la técnica en sí, y la nula respuesta institucional en Castilla y León, el Ayuntamiento fue uno de los primeros en declararse “Libre de fracking” tanto en Burgos como en el territorio nacional en julio de 2012 debido a, entre otros factores, la potencial contaminación del acuífero de Subijana, una de los principales fuentes de agua del Norte de España, del que aflora el río Cadagua y se abastecen varias poblaciones menesas.

Posteriormente, conocido también el proyecto “Galileo”, el Ayuntamiento volvió a rechazar el mismo, en noviembre de 2012.
Además, en otoño de 2013 fueron remitidas más de 200 alegaciones y firmas al Procurador del Común de Castilla y León, por parte municipal, que también ha organizado conciertos y charlas divulgativas contra el fracking que han suscitado la atención de los medios de comunicación.

Con la pancarta recién instalada, el concejal de Medio Ambiente, Javier Mardones Gómez-Marañón, dice que el Ayuntamiento pretende “mostrar su rechazo frontal al fracking y hacerlo visible de forma permanente y llamativa desde el balcón de la Casa Consistorial; una técnica de explotación de gas que utiliza, que sepamos, 17 tóxicos para organismos acuáticos, 38 tóxicos agudos, 8 cancerígenos probados, 6 sospechosos de cancerígenos y 7 elementos mutagénicos”.