Terremotos en la Mancha y los permisos de fracking de Oil & Gas Capital.

-Texto sobre lo que ha sucedido estos días en La Mancha y el torbellino informativo en los medios.-

terremotoEL ‪#‎TERREMOTO‬ DE ‪#‎OSSA‬ DE MONTIEL PLANTEA LA NECESIDAD INMEDIATA DE DEROGAR LOS PERMISOS DE FRACKING DE  OIL & GAS CAPITAL EN JAÉN, ALBACETE Y CIUDAD REAL, DONDE EXISTE UNA SISMICIDAD RECURRENTE DESDE EL AÑO 2010.

 

 

La Plataforma Jaén Libre de Fracking convoca a la ‪#‎ciudadanía‬ a los actos reivindicativos convocados por una ‪#‎Andalucía‬ sin Fracking y por una ‪#‎Mancha‬ sin ‪#‎Fracking‬ para los días 27 y 28 de febrero, por la derogación de los permisos.
Antes que nada, desde la Plataforma ‪#‎Jaén‬ Libre de Fracking, queremos dar nuestro apoyo absoluto a los compañeros y compañeras de las plataformas de Campos de Montiel y Castilla La Mancha, tras el terremoto ocurrido ayer tarde en la provincia de Albacete, con epicentro en el término municipal de Ossa de Montiel.

En Jaén hemos sufrido desde su el año 2010 un inacabable enjambre sísmico de más de 7.000 terremotos, que alcanzó su máximo en intensidad y cantidad de seísmos alrededor de la localidad de ‪#‎Torreperogil‬, en la ‪#‎Loma‬ de ‪#‎Úbeda‬. Ahora, en los Campos de Montiel, la tierra vuelve a dar la cara con un terremoto de 5.2 grados en la escala de ‪#‎Richter‬ seguido de un buen número de réplicas.

Inmediatamente surge la discusión sobre sus posibles causas, y salta la alarma: en el año 2012 se concedieron permisos de investigación para fracturación hidráulica en la zona a la empresa Oil & Gas Capital, igual que ocurrió en Jaén o Sevilla‬.
La preocupación crece entre los habitantes de la zona, que llevan ya un par de años, igual que en Jaén, luchando por la derogación de estos ‪#‎permisos‬.

Nuestro compañero de plataforma, D. Miguel de las Doblas, científico titular del CSIC que fue el primero en denunciar con ayuda de otro compañero de la plataforma local de Torreperogil la responsabilidad de los trabajos en la plataforma Castor como causa de los terremotos en ‪#‎Castellón‬ y ‪#‎Tarragona‬ en 2013, alerta ahora sobre la posibilidad de que, como todo apunta en el caso de Jaén, sea la ‪#‎hidrosismicidad‬, ligada a un proceso de sobreexplotación de los acuíferos, el mecanismo causante de este nuevo episodio sísmico de importante envergadura.
No obstante, esta posibilidad queda como una hipótesis inicial e inmediatamente se inicia el proceso de investigación pertinente.

Miguel de las Doblas no es un brujo ni nada por el estilo.

Su completo estudio sobre la hidrosismicidad en la Loma de Úbeda cuenta con un respaldo internacional amplio y a los mayores niveles, además de haber demostrado tener una gran capacidad predictiva. Pero no cuenta con la confianza de nuestras autoridades, pues no es fácil de manipular según sus intereses.

El mensaje empieza a calar entre diversos colectivos, que recogen esta idea aún no madurada suficientemente y la convierten en bandera. No nos molesta, y seguramente será la explicación más plausible.

El baile de fallas de ayer, con diversos representantes del Instituto Geográfico Nacional desmintiéndose mutuamente acerca de si había sido la misma falla de Lorca la que ha causado este terremoto de Ossa de Montiel o era alguna otra que aún está por conocer, aireado por diversos medios de comunicación con la prisa propia de quienes buscan una explicación rápida para atajar cualquier otra que pueda poner en apuros a quienes les pagan, fue sin embargo un espectáculo lamentable.

Bienvenidos quienes empiezan al fin a preocuparse. Esperamos, eso sí, que quienes ahora salen a los medios a denunciar el peligro que conllevan los permisos de fracturación hidráulica en la zona se apoyen en el trabajo de lucha y de investigación profunda que las plataformas afectadas llevamos desarrollando desde hace ya dos años antes de iniciar aventuras en el vacío. Y que nos apoyen en nuestras acciones a pie de calle.

Porque el espectáculo de burda manipulación al que nos enfrentamos podría resultar incluso cómico, si no fuera porque quienes ejercen el poder en beneficio propio están jugando con nuestra supervivencia.

Efectivamente, en La Mancha se repite ahora con sus gobernantes del Partido Popular el mismo patrón que llevamos sufriendo desde finales de 2012, con el inicio del enjambre de Torreperogil, a manos del ‪#‎PSOE‬ de Andalucía.

El mecanismo es tan simple como infame: añadir al sufrimiento de una población sometida a la presión de un evento sísmico de grandes proporciones la deslealtad de la mentira, la ocultación sistemática de datos en beneficio de los intereses de una empresa, el mirar hacia otro lado como si aquí no ocurriese nada.

Las fuerzas telúricas no tienen cabida en el debate sobre el estado de la nación, una buena parte de los medios de comunicación salen a las calles de Madrid a buscar la noticia en lugar de desplazarse a menos de 200 km, que es donde está, y recurren a imágenes del terremoto de ‪#‎Lorca‬ aumentando la inquietud de una forma innecesaria mientras, contradictoriamente, hacen llamamientos a la calma. No, no es que hayan perdido la cabeza.

Porque lo que preocupa no es que la ciudadanía no se sobresalte innecesariamente, sino que la legítima indignación de quienes llevan avisando de los peligros de poner en marcha aventuras especulativas como la fracturación hidráulica durante dos años, clamando en el desierto frente a administraciones dispuestas a seguir adelante contra viento y marea, se desborde exigiendo unas responsabilidades políticas que ya son mucho más que obvias a estas alturas.
Así se empieza, cuando la población aún sigue soportando el rosario de réplicas sísmicas, a fomentar el desprestigio de esa parte de la ciudadanía especialmente activa y despierta que se ha dado cuenta de que se estaba firmando la sentencia de muerte de sus comarcas y se ha puesto en pie para evitarlo.

Ahora, compañeros de la Mancha, sufrís lo mismo que ya hemos sufrido nosotros: ya os están acusando de alarmar a la población, de tener otros intereses inconfesables (porque cree el ladrón que todos son de su condición), de fomentar el enfrentamiento, de llevar a cabo una “manipulación grosera”, como asegura D. Luis Suárez, presidente del Ilustre ‪#‎Colegio‬ de ‪#‎Geólogos‬.

Llama especialmente la atención que desde este ilustre colegio de geólogos nadie haya exigido explicaciones por el hecho de que, en el caso del enjambre sísmico de la Loma de Úbeda, se hayan utilizado con fines privados los datos de las relocalizaciones de nuestros terremotos, a pesar de ser el producto del uso de un material de investigación de gran precisión, costoso y público, que pagamos todos con nuestros impuestos; o por el hecho de que se haya sustraído el acceso a dichas relocalizaciones a la comunidad científica en general, en perjuicio de la población afectada por una crisis sísmica de características únicas; o por el hecho de que se haya informado oficialmente de la existencia de más de dos mil terremotos, cuando en la prensa internacional especializada (“‪#‎Gondwana‬ Research”) se ha publicado un artículo en el que se reconoce la existencia de más de siete mil.

¿Dónde estaba entonces D. Luis Suárez, dónde estaba entonces D. Emilio ‪#‎Carreño‬, director del Instituto Geográfico Nacional?

Claro que no se ha hecho fracking.

En ningún momento las plataformas antifracking han defendido esta hipótesis, que es producto del afán de las propias administraciones por crear cortinas de humo para desviar la atención y que no llegue a la opinión pública una verdad palmaria y ampliamente demostrada:

que el fracking produce terremotos incluso en lugares donde no hay actividad sísmica previa; que en lugares con alto nivel de actividad sísmica, como han demostrado ser las comarcas afectadas por los permisos en Jaén, Albacete o Ciudad Real, es una auténtica locura y hay que preguntarse seriamente por la salud mental de quienes nos gobiernan cuando aún no han echado esto para atrás;

que la simple utilización de explosivos e incluso camiones “vibroseis” en las llamadas “campañas sísmicas de reflexión” previas a cualquier prospección, para las que ya se tiene permiso en Jaén y que ya se han hecho en Sevilla sin previo aviso (no sabemos en qué situación se encuentra el proceso en la Mancha) puede desencadenar en entornos sísmicamente frágiles nuevos movimientos según diversos estudios científicos serios.

Dejando circular el rumor de que los movimientos antifracking aseguran que la fracturación hidráulica es la causa de los terremotos, como se ha hecho en Jaén una y otra vez desde nuestros propios ayuntamientos, alguna secretaría local del PSOE, las manifestaciones públicas de nuestros delegados y consejeros del mismo partido, se intenta conseguir que la población nos considere “extremistas peligrosos” y nos haga el vacío mientras ellos aprueban autorizaciones ambientales al abrigo del control público, sin cumplir con las mínimas garantías de información democrática.

En Jaén todavía no lo han conseguido, ni tampoco lo conseguirán en Ciudad Real o ‪#‎Albacete‬. Así el negocio del fracking sigue adelante contra el interés general de la población. Podéis creernos, compañeros y compañeras. Sabemos de lo que hablamos: hemos sido acusados y acosados sistemáticamente, y quizá podamos ayudaros a entender lo que está por venir.

Aun así, en su intento desesperado por salvar la cara, los defensores del aparato acaban utilizando argumentos que nos dan la razón: desde el Ilustre Colegio Oficial de Geólogos se reconoce ahora lo que se ha negado constantemente en Jaén, aun cuando nos apoyaba la comunidad científica internacional: que el llenado de embalses puede producir terremotos (hemos denunciado el papel del embalse del Giribaile, construido en un lugar inapropiado, junto a la sobreexplotación bestial del acuífero de la Loma de Úbeda, en el desencadenamiento de los terremotos de esta comarca jiennense, sin que tan ilustres geólogos pestañearan durante estos dos años); que el fracking produce terremotos (aunque desde el ‪#‎ICOG‬ se insista aún en que estos terremotos serían de pequeña intensidad, obviando las investigaciones sobre diversos terremotos superiores a la escala 5 de Richter en varios lugares del mundo, que los relacionan directamente con esta práctica; aunque cualquier persona con un mínimo nivel cultural pueda entender fácilmente que si la práctica de la ‪#‎fracturación‬ hidráulica provoca la movilización de un sistema de pequeñas fallas puede estimular fallas mayores capaces de desencadenar grandes seísmos)

La Plataforma Jaén Libre de Fracking (‪#‎PJALF‬) tiene previsto desde nuestra última asamblea celebrada en enero la celebración de dos actos reivindicativos para este fin de semana, coincidiendo con la celebración del Día de Andalucía, por la derogación de todos los permisos de hidrocarburos en nuestra región, por una Andalucía libre de fracking.

El viernes 27 de febrero haremos una manifestación en la ciudad de Jaén, a lo largo de la cual visitaremos, para recordar nuestras exigencias, varias delegaciones territoriales de la Junta de Andalucía (Medio Ambiente, Cultura y Economía e Innovación) y la Diputación provincial, actualmente empeñada en conseguir la declaración del paisaje del olivar como Patrimonio de la Humanidad, olvidando que esto es incompatible con cualquier actividad relacionada con los hidrocarburos, tal como dice la propia ‪#‎UNESCO‬, y por tanto hay que derogar ya todos los permisos en las comarcas afectadas.

El 28 de febrero nos trasladaremos al Parque Natural de las sierras de Cazorla, Segura y las Villas, tan cerca de los Campos de Montiel, para celebrar un acto simbólico e informativo de defensa de la cabecera del Guadalquivir, columna vertebral de nuestra comunidad autónoma, amenazado en todo su recorrido por sucesivos permisos de fracturación hidráulica.

Invitamos a toda la ciudadanía de Jaén a apoyar esta lucha desesperada por la supervivencia de nuestras comarcas, y especialmente a nuestros compañeros y compañeras de Albacete y Ciudad Real.

Teníamos previsto reivindicar una Andalucía sin fracking, pero la realidad es terca y se empeña en recordarnos que navegamos en el mismo barco que nuestros compañeros manchegos, que estamos amenazados por la misma empresa especulativa, Oil & Gas Capital, y dejados a su merced por una misma clase política que ha desertado de sus obligación de defensa de la ciudadanía a la que deberían servir, llámese PP o PSOE.

Los días 27 y 28, aceptando nuestro carácter frontero, reivindicaremos en Jaén no sólo una Andalucía sin fracking, sino también una Mancha sin fracking, y haremos un llamamiento a abstenerse de votar en las próximas convocatorias electorales a cualquiera de esas dos maquinarias de poder político que están llevando nuestro sistema democrático al colapso, en un enfrentamiento total con los intereses de la ciudadanía, y que en el caso de la fracturación hidráulica (a los hechos nos remitimos) avanzan en la misma dirección: ‪#‎PP‬ y PSOE. Y no queremos dejar de insistir públicamente a nuestros hermanos manchegos para que cuenten con nosotros.

Estamos a su entera disposición en esta zona manchego-andaluza de fronteras tan ricas y difusas.

El terremoto de Ossa de Montiel, que por suerte no parece haber provocado graves daños materiales ni humanos, nos ofrece una nueva oportunidad para plantearnos la necesidad inmediata de derogar los permisos de Oil & Gas ya concedidos o en trámites de concesión en Jaén, Albacete y Ciudad Real, donde, como ya se ha explicado, existe una sismicidad recurrente desde el año 2010 que será acentuada catastróficamente por las actividades de exploración de hidrocarburos si permitimos que sigan adelante.

Cualquier cargo político con un mínimo sentido común, vergüenza y respeto a su pueblo debería haber firmado ya esta misma mañana el decreto de derogación inmediata.

Sería, además, una garantía imprescindible para que los ciudadanos afectados durmamos al fin tranquilos. Si nuestros cargos políticos desertan, estamos solos ante los intereses especulativos de Oil & Gas. Pero cada vez podemos ser más.

¡Fracturación hidráulica no, ni en Jaén, ni en Andalucía, ni en la Mancha ni en ninguna parte!

Plataforma Jaén Libre de Fracking

Mas información:     El terremoto de Albacete un aviso a proyectos de fractura hidráulica y de cementerio nuclear

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.