Polonia II.- La revolución del fracking en Polonia se evapora ante las protestas ambientales

Lunes 12 de enero 2015 . The Guardian

Durante 400 días, agricultores de Zurawlow (Polonia) y cuatro pueblos cercanos y sus familias bloquearon una zona de perforaciones en pizarra promovida por Chevron con tractores y maquinaria agrícola. Finalmente, en julio, la compañía abandonó sus planes.

El bloqueo de Zurawlow influenció las protestas anti-fracking en el Reino Unido, en Balcombe en el verano de 2013, o Upton en 2015 y han ocurrido batallas parecidas a lo largo de todo Polonia desde que este país se convirtió en la línea de vanguardia europea en la exploración de gas pizarra (shale gas).

Un estudio del Instituto Geológico Polaco que será pronto actualizado, estimó en 2012 que el volumen de gas recuperable en el subsuelo del país está entre los 346.000 y 768.000 millones de metros cúbicos – la tercera reserva más grande de Europa, que además sería suficiente para suministrar el gas necesario para el país para entre 35 y 65 años.

Haciendo frontera con la volátil Ukrania y con una fuerte dependencia de gas de la Rusia de Putin, la promesa de poder asegurar energía producida domésticamente hace a los políticos levantarse de sus asientos. Un año antes, en septiembre de 2011, el entonces primer ministro del país Donald Tusk hizo una atrevida aserción, diciendo que la industria del gas pizarra comenzaría a hacer perforaciones comerciales en 2014.

“Después de años de dependencia de nuestro gran vecino (Rusia), hoy podemos decir que mi generación va a ver el día en que seamos independientes en lo que se refiere a gas natural y nosotros pondremos las condiciones” dijo, añadiendo que una perforación bien conducida “no presentará riesgos para el medioambiente”.

Pero los hechos no han seguido ese camino. Los planes para resurgimiento económico alimentado por el gas pizarra parecen estarse evaporando según pozos estudiados resultan no estar teniendo el rendimiento esperado o han sufrido retrasos debido a las regulaciones. Los inversores internacionales se han retirado y las protestas medioambientales como las de Zurawlow han obstaculizado los planes de perforación.

Los funcionarios hablan en privado de desastre en relación al experimento del gas pizarra.

En septiembre, 3Legs Resources se convirtió en la última empresa en proponer parar las inversiones después de los decepcionantes resultados. Seis semanas antes, su director financiero. Alex Fraser, había dicho que estaban “potencialmente en el umbral de un resultado muy significativo”.

“Las expectativas de las empresas eran muy altas y ahora nos damos cuenta de que este es un proceso a largo plazo”, dijo Pawel Mikusek, un portavoz del ministerio de medioambiente polaco. ”La experiencia de los EEUU es que también llevó un largo tiempo alcanzar el nivel de uso industrial – de 10 a 15 años – así que tenemos que ser más pacientes. No tenemos las mismas altas expectativas que hace dos o tres años”.

Pero con los precios del petróleo en caída, provisiones continuas de carbón barato y con la presión de la UE para aumentar el coste competitivo de la generación de energías renovables, la industria del gas pizarra necesita resultados positivos rápido y menos controversia. 2015 iba a ser un año esencial para la industria polaca según el grupo industrial Shale Gas Europe.

Incentivos de miles de millones de dólares están en previsión, asi como una nueva ley que debería acelerar pronto los procesos para conseguir permisos, algo que puede llevar años. Pero esto ya ha motivado una acción legal por parte de la UE por permitir a las empresas perforar a profundidades de hasta 5.000m sin necesidad de estudios previos de riesgos medioambientales.

Siete de las once multinacionales que invirtieron en Polonia –Incluidas Exxon, Talisman y Marathon – ya se han retirado, aludiendo a retrasos para los permisos y resultados decepcionantes (gas de mala calidad). Ahora, la mayor parte de la actividad está siendo controlada por la compañía PGNiG, controlada por el gobierno y por Orlen y Lotos.

Solo se han perforado 66 pozos hasta la fecha – 12 que implican fractura hidraulica horizontal – y los permisos para otras 27 perforaciones se han puesto en espera en la región sudoriental de Tomaszów Lubelski el mes pasado, quedando el resultado pendiente de una larga investigación.

Los analistas acusan a las esperas debidas a la regulación por acabar con los nervios de los inversores, pero en Tomaszów Lubelski, que es hogar de un bosque protegido por el programa europeo red ‘Natura 2000’, y propuesto por la Unesco como reserva de la biosfera, los manifestantes reclaman el mérito de haber puesto un palo en los radios de las ruedas de la industria

polonia vecinosBarbara Siegienczuk, uno de los líderes del grupo de protesta contra el fracking local de Zurawlow locales, con su marido y co-activista, Andrzej Bak. Fotografía: Stanislaw Wadas / Demotix

El ministerio de medioambiente polaco dice que el gas pizarra es enormemente popular pero que las manifestaciones en contra fueron impresionantes y estaban alimentadas por afirmaciones que decían que el daño ya está hecho.

“Algunas carreteras se dañaron y destruyeron cuando los test símicos se hicieron con maquinaria pesada” dijo Slawomir Damiluk, un granjero de 50 años en la cercana Gogow. “El hecho es que las casas de la gente tenían grietas en sus paredes después de esto. Cuando Chevron intentó arrancar con su maquinaria, yo fui uno de los que estaban implicados. Bloqueamos las carreteras de entrada”.

Apoyados por ecologistas urbanos, anarquistas, okupas y veganos, los habitantes de estos pueblos instalaron un colorido campo de protesta – completado con un cine, descargas online en directo, grupos de samba y puestos artísticos – y ocuparon la zona de forma permanente.

“las mujeres que vivían aquí empezaron a aprender como cocinar sin carne porque durante las manifestaciones tuvimos que acordar que hacer para que nadie pasara hambre” dijo Siegienczuk. “Abrimos nuestras mentes y nuestro corazones a esta gente que tenía un aspecto y una dieta diferente, de otra cultura”.

Docenas de activistas aún se enfrentan a querellas criminales presentadas por Chevron, y muchos más fueron grabados por cámaras misteriosos cuyas grabaciones se usaron en los posteriores juicios. Siegienczuk cree que su teléfono fue intervenido.

“Una vez oí varias personas hablando en esta línea y una voz de hombre preguntó “¿Vamos a intervenir el teléfono de esta mujer también?” Yo estaba aterrorizada y les pasé el teléfono a otros manifestantes que oyeron las mismas voces. Después de esto, mi móvil se apagó,” dijo. 

 

Polonia, Zurawlow, 06.12.2014, lugar donde la gente con éxito dentro de 400 días luchado contra la perforación por galón. texto "Polonia tiene gas. Estados Unidos tiene beneficios", encargado de Relaciones NOTICIAS re. fracking pizarra

Zurawlow, en el sureste de Polonia, donde las personas hicieron campaña con éxito contra la perforación por Chevron. La pancarta de protesta lee: «Polonia tiene gas, América tiene beneficios. ‘ Fotografía: Stanislaw Wadas

 

Sally Jones, portavoz de Chevron, dijo a The Guardian: «Chevron respeta el derecho de las personas a expresar sus opiniones, sin embargo, se debe hacer dentro de la ley. Chevron mantiene su compromiso con la construcción de relaciones constructivas y positivas con las comunidades en las que operamos «. VER CASOS DE CONTAMINACIÓN POR EL MUNDO

Pero la población local en el área cubierta por la concesión de Chevron, afirman que tales relaciones fueron más allá de lo que podría llamarse razonablemente constructivo.

Los habitantes de estos pueblos declaran que a una mujer cuyo pozo de agua fue contaminado al mismo a la vez que se llevaban a cabo los test símicos en el área, Chevron le pagó la renovación de su casa y ella inmediatamente paro de protestar sobre el tema.

Poco tiempo después de eso, un líder de los manifestantes locales dejó el movimiento y empezó a trabajar como guardia de seguridad para Chevron, llevando estos a acusarle de que se había vendido.

 

polonia alcaldeWojciech Zukowski, el alcalde de la ciudad Tomaszów Lubelski, el sudeste de Polonia.

Fotografía: Stanislaw Wadas / Demotix

 

Wojciech Zukowski, el recientemente relegido alcalde de la ciudad de Tomaszów Lubelski en el sudeste de Polonia, dijo que no veía un conflicto de interés en aceptar regalos privados o públicos de multinacionales. “No trato de ocultar que algunos tipos de patrocinio y apoyo están teniendo lugar,” dijo a The Guardian.

“Estamos abiertos a ello,” dijo, añadiendo que el club deportivo de la ciudad con 250 miembros se beneficiaría del patrocinación empresarial. 
 

Chevorn declinó responder a las declaraciones de los vecinos, pero insistió en que “nosotros cumplimos con las leyes y las regulaciones en todos los países donde trabajamos.”

La empresa ha donado a varias ONGs en los EEUU y Rumanía donde también ha invertido en la exploración de gas pizarra. En el sudeste de Polonia, han provisto atención humanitaria para pueblos en Navidades y han ofrecido regalos a los hijos de los residentes como tigres de peluche con logos de Chevron y dulces.

“Nosotros demostramos nuestro compromiso con las comunidades allá donde operamos creando trabajos, empleando trabajadores locales y desarrollando y proveyéndonos de proveedores locales,” dijo en una declaración la empresa.

El área de Tomaszów Lubelski ha sido golpeada fuertemente por el desempleo y los empleos han sido un arma de persuasión clave para la industria. 

 

Cerca de la perforación exploratoria de esquisto en los alrededores de Susiec, Jacek, un tendero de 40 años de edad, dijo que los planes de gas de esquisto «van a ser buenos, ya que habrá puestos de trabajo para nosotros y el gas será más barato. Es una cuestión de puestos de trabajo. Posiblemente mis hijos puedan tener empleos allí «.

El alcalde pro-fracking la ciudad realizó una campaña sobre los beneficios económicos que el gas de esquisto podría ofrecer al pueblo deprimido, colgar una ‘Putinologists -! Carretera y manta’ pancarta en la plaza del pueblo. Pero en una tendencia regional, fue depuesto en noviembre un alcalde mas esceptivo con el fracking , que avanzó un plan basado en la energía geotérmica alternativa.

«No necesitamos el gas de esquisto», dijo María, una trabajadora de 39 años de edad en la misma tienda como Jacek. «Es una gran estafa. Nadie nos informó acerca de lo que está pasando. El ex alcalde fue inútil. Él sólo prometió trabajo para todos, pero no había nada. No vamos a trabajar en el pozo. Las personas que tienen las empresas de agroturismo saben que no es beneficioso como el medio ambiente será destruido y la gente no vendrá aquí nunca más «.

Polonia, Majdan Sopocki la primera, 06/12/2014, ciervos en el campo junto a "Majdan Sopocki one" de perforación PGNiG / Chevron rigCommissioned de Relaciones NOTICIAS re. fracking pizarra

Los corzos corren a través de un campo de hielo en Majdan Sopocki, un pueblo en el condado de Tomaszów Lubelski, el sudeste de Polonia. Fotografía: Stanislaw Wadas

 

En el área Natura 2000 que limita con el pozo de Susiec, bosques de pinos tipo Narnia están cubiertos de nieve y hielo. Corzos y águilas aparecen y desaparecen a toda prisa entre la niebla como fantasmas. Pero en la valla que marca el pozo de gas pizarra, los rastros de los corzos se paran abruptamente y se vuelven sobre sí mismos.

El miedo de que unos de los últimos reductos de biodiversidad que quedan en Polonia pudiera ser dañado ha exaltado los sentimientos de los vecinos, mientras la polarización y la acritud se han extendido a lo largo del distrito de Tomaszów Lubelski. Zukowski sugirió que las protestas de los vecinos estaban siendo manipuladas por fuerzas oscuras.

“Se podría decir que las acciones fueron inspiradas por el gobierno de Mr. Putin” dijo. “No dispongo de tal información pero los manifestantes iban de la mano con las intenciones del Kremlin. El gas y el petróleo son herramientas útiles para Rusia para entrometerse en la seguridad energética de otros países. Es una forma para presionar a las autoridades a tomar ciertas decisiones según las líneas del Kremlin. Es como un secreto político. Todo el mundo lo sabe, pero nadie quiere mencionarlo.”

En Chevron, Jones describía como estas acusaciones son una especulación. Pero acusaciones parecidas se han emitido por pare de Anders Fogh Rasmussen, el secretario general de la OTAN y por funcionarios pro-gas pizarra en Rumania y Lituania, alcanzándose tensiones del tipo de la guerra fría.

 

Polonia, Majdan Sopocki la primera, 06/12/2014, tanques de agua junto a "Majdan Sopocki one" PGNiG / Chevron plataforma de perforación, que se reúnen el agua del campo donde está la perforación PGNiG / Chevron rigCommissioned de Relaciones NOTICIAS re. fracking pizarra

Una exploración de gas de esquisto plataforma de perforación cerca Majdan Sopocki, propiedad de la compañía de petróleo y gas de propiedad estatal polaca PGNiG. Fotografía: Stanislaw Wadas

 

Hasta el argumento patriótico para presionar para continuar con el gas pizarra ha resultado dañado por las acusaciones de los activistas en Pomerania, de que desechos tóxicos de perforaciones de gas pizarra estaban siendo vertidos en un arroyo rural.

Los ecologistas creen que agua contaminada por sales de la pizarra puede haber entrado en el río Radunia, usado para el abastecimiento de agua de Gdank, el lugar de nacimiento del movimiento polaco Solidaridad.

 mov sedeSede del movimiento antifracking en Zurawlow

En noviembre, a la empresa francesa de agua Veolia, se le ordenó parar de procesar vertidos de gas pizarra en una planta de purificación de agua cercana debido a infracciones de permisos.

El ministerio de medioambiente polaco niega que el agua potable de Gdansk se haya puesto nunca en riesgo, pero este tipo de declaraciones socavan el argumento de la independencia energética a favor del gas pizarra y alimentan las objeciones nacionalistas. “A la gente de Zurawlow le podría haber gustado la inversión en gas pizarra, pero el problema era que esta era americana,” Dijo Damiluk. “No queremos inversores extranjeros en una tierra que nos pertenece.”

Chevron, es el único de los grandes inversores internacionales en gas pizarra que aún mantiene una única concesión en Zwierzyniec, que fue prorrogada por un año en diciembre. Sin embargo, esta decisión limita futuras perforaciones a una pequeña parcela de tierra que la empresa ya había explorado.

“Si el socio de Chevron, PGNiG, consigue el permiso para perforar en Tomaszów Lubelski, espero que la gente allí use las mismas tácticas que nosotros usamos para bloquear nuevas perforaciones,” dijo Siegienczuk. “Nosotros estamos abiertos y preparados para dar cualquier apoyo que podamos ofrecer.

Fuente: www.theguardian.com

BNK Petroleum en Polonia.

Facebook:  Occupy Chevron Zurawlow

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.