El Gobierno cambia la tramitación del pozo de gas de Subijana y evita las alegaciones ciudadanas

El Ministerio de Medio Ambiente exige una declaración de impacto ambiental simplificada con plazos más ágiles y sin exposición pública

La declaración de impacto ambiental del pozo de gas que el Gobierno vasco promueve en Subijana no se abrirá a exposición pública y, por tanto, no habrá posibilidad de que se presenten alegaciones ciudadanas al proyecto. En un principio, la tramitación lo iba a permitir pero el Ministerio de Medio Ambiente ha corregido una decisión de principios de octubre y ha cambiado el tipo de declaración de impacto ambiental del pozo de gas: finalmente será una declaración simplificada -y no ordinaria como estaba previsto-, lo que va a agilizar los plazos y evita su exposición a la ciudadanía. 

En una comunicación enviada a las instituciones vascas a la que ha tenido acceso la CADENA SER, el Ministerio de Medio Ambiente explica que “se había cometido un error en la clasificación del proyecto”. SHESA -la sociedad pública del Gobierno Vasco que promueve este pozo de gas junto a sus dos socios norteamericanos HEYCO y CAMBRIA-, había solicitado que la declaración de impacto ambiental evitara los trámites ordinarios y apostaba por una tramitación simplificada. Así será. 

En la práctica, este “error” corregido del Ministerio de Medio Ambiente implica que los plazos serán más ágiles: el Gobierno Vasco confía en empezar a extraer gas en la primavera de 2017. Y además, sin la exposición y el periodo de alegaciones públicas, el Gobierno Vasco podría evitar que cobre fuerza una hipotética campaña de rechazo y recogida de alegaciones ciudadanas a este pozo de gas tras el éxito del movimiento contra el fracking que consiguió paralizar los pozos que el Gobierno Vasco quería abrir en esa misma ubicación. 

Ahora mismo está abierto un periodo de consultas con instituciones y asociaciones afectadas para que den su opinión sobre los efectos ambientales del pozo. 

Fracking Ez Araba desveló a principios de octubre las intenciones del Gobierno vasco en Subijana: un pozo de gas sin fracking que para esta organización puede ser la puerta abierta a usar la fracturación hidráulica en el futuro. Criticaron además el modelo energético por el que apuesta el Gobierno vasco. 

El de Subijana será el primer pozo de extracción de gas de Euskadi y se realizará con métodos convencionales más modernos que los que se utilizaron hace 20 años en la misma ubicación, y con los que no se obtuvo la rentabilidad que ahora se espera lograr. “No vamos a ver ‘fracking’ y, además, la política va a ser de puertas abiertas; cualquiera que quiera ver los trabajos podrá hacerlo”, explicó Aitor Oregi en una entrevista a la CADENA SER

Los trabajos de exploración, para determinar la cantidad de gas que hay en la zona, durarán 180 días. Si se determina la rentabilidad del pozo, la explotación del mismo podría arrancan antes de que acabe el 2017. La inversión prevista es de 27 millones de euros, de los que 12 millones serían asumidos por el Gobierno Vasco, a través de la empresa pública SHESA, y el resto lo costearían HEYCO y CAMBRIA.

Fuente:              cadenaser.com

Mas información: fracturahidraulica.wordpress.com/quien-es-esta-industria

Deja un comentario