El Gobierno central admite el desestimiento de los permisos de fracking Galileo y Edison de Montero Energy

El Ministerio de Energía ha autorizado a la empresa Montero Energy a desistir de los permisos que solicitó para dos proyectos de investigación de hidrocarburos mediante  “fracking” en territorios de Burgos, Cantabria, La Rioja, Soria y Vizcaya.

Aún quedan varios permisos en vigor en la cuenca vascocantábrica.

La Dirección General de Política Energética y Minas ha autorizado a la empresa a desistir de los permisos que obtuvo para los proyectos Galileo y Edison, según dos resoluciones que hoy publica el Boletín Oficial del Estado (BOE), que explica que en julio pasado Montero Energy comunicó su voluntad de renuncia.

Montero Energy, S.L. pidió en diciembre de 2011 permiso para investigar hidrocarburos dentro del proyecto Galileo situado entre las cuencas del Asón y el Agüera en Burgos (Castilla y León), Cantabria y Vizcaya.

Posteriormente, en febrero de 2012 solicitó permiso para otro proyecto similar, denominado Edison que se llevaría a cabo en terrenos que se encuentran en Soria y La Rioja.

Colectivos vecinales, ayuntamientos y otras instituciones de esas zonas mostraron su oposición a ambos proyectos.

En  5 de julio de este año 2017, la empresa comunicó su voluntad de desistir y solicitó la devolución íntegra del depósito realizado en concepto de garantía.

La Dirección General de Política Energética y Minas ha aceptado el desistimiento de la solicitud del permiso, así como devolver la garantía constituida. De este modo, el área comprendida por el permiso de investigación Galileo adquirirá la condición de franca a partir de este jueves, 21 de septiembre.

De esta manera una empresa que no ha cumplido con las inversiones a que obliga el mantenimiento de un permiso minero, recupera el dinero inicial sin que le suponga coste alguno poseer un permiso de hidrocarburos durante 6 años.

Proyectos en Castellón

En julio pasado, Montero Energy ya renunció a desarrollar tres proyectos de búsqueda de hidrocarburos (Arquímedes, Aristóteles y Pitágoras) que afectaban a 42 municipios del norte de la provincia de Castellón.

Según la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, el grupo aragonés Samca, propietario del 60 % del accionariado de Montero Energy, había renunciado a los planes exploratorios para la búsqueda de hidrocarburos en las comarcas de Els Ports y el Maestrat, después de que en noviembre de 2015 cambiara la documentación inicial y renunciara a la técnica del “fracking”

Fondos de inversión de EEUU y sociedades libres de impuestos creadas en el extranjero impulsan el polémico negocio de la fractura hidráulica en España

Montero Energy, BNK Petroleum Inc. y  San León Energy

Montero Energy Corporation SL es una  filial de R2 Energy. Creada el 26 de diciembre de 2011 con un capital social de 3.000 euros, nació con un solo administrador y socio: Rafael López Guijarro, geólogo y extrabajador del Ministerio de Industria y de Repsol. Sólo dos meses después, el 20 de febrero de 2012, se aprobó su cese y destitución por Allan Steinke Craig, socio de R2 Energy junto a Ian Telfer, presidente del Consejo Mundial del Oro. Ambos ya participaron de una empresa anterior para la extracción del gas esquisto, que vendieron en 2011 a San León Energy, propiedad de George Soros, al igual que parte de BNK Petroleum Inc.

Ian Telfer

George Soros

Craig Steinke

Varios de los especuladores que han intentado hacer fracking en España. Todos se definen en sus paises como “filántropos” por tener una ONG para pagar menos impuestos

San León  y BNK están entrando en el negocio paralelamente a Montero. Sus principales accionistas son el Soros Fund Managament LLC (de la familia de George Soros) y un fondo de inversión indio, Blackrock Investment Management.

Fuentes consultadas conocedoras de las actividades de estos magnates de la minería de oro asociados a fondos de inversión, alertan de que se trata de una “actuación pirata cuyo objetivo es crear empresas, presentar la ilusión de un gran negocio, conseguir licencias y venderlas; una especulación de manual”.

 

Fuente:         lamarea.com

lavanguardia.com

Accionistas de Montero Energy

Deja un comentario