El gas metano en el fracking y el cambio climático. Mucho peor que el CO2

¿Cómo repercuten en el Cambio Climático las emisiones de metano de la fracturación hidráulica? ¿La emisión es mayor o menor que la de otras actividades?

Entre los gases de efecto invernadero, los principales son el dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O) y los halocarbonos (gases que contienen flúor, cloro y bromo). No todos estos gases tienen el mismo poder de calentamiento, es así que el más abundante es el dióxido de carbono, al que le siguen los restantes. Pero es de hacer notar que una molécula de metano tiene 21 veces más de efecto de calentamiento que una de dióxido de carbono.

La lucha contra el proceso de calentamiento global enfrenta como principal desafío el de reducir las emisiones de estos gases de efecto invernadero. Esto implicaría reducir la utilización de combustibles fósiles, que es la fuente principal de emisiones. (…)

El gas no convencional se extrae mediante la fractura hidráulica usando grandes volúmenes de líquidos. Estos grandes volúmenes se inyectan a presión en la roca de esquistos (o arenas compactas) para fracturarla una y otra vez. Una cantidad significante del agua usada retorna a la superficie como fluido de retorno dentro de los primeros días, o semanas, después de la fractura y está acompañada por grandes cantidades de metano (EPA, 2010). (…)

Entre un 3,6% y un 7,9% del gas se pierde en forma de metano en la atmósfera en las explotaciones no convencionales. Esto es por lo menos 30% más que las pérdidas de gas convencional, estimado entre 1,7% y 6,0% (…)

Así, el impacto en las emisiones de gases de efecto invernadero del gas no convencional es significativamente mayor que la del gas convencional, debido a las emisiones de metano durante la recuperación de fluidos de retorno y la perforación de tapones durante la terminación del pozo. Las emisiones rutinarias de metano durante producción y distribución también son grandes, pero son equivalentes a la del gas convencional. La gran huella del gas no convencional sobre el efecto invernadero socava, de alguna manera, la lógica de su uso como combustible de transición para las próximas décadas, si es que el objetivo es reducir el calentamiento global

En suma, contrariamente a lo que se dice desde el gobierno y la industria del petróleo, el gas natural no es una buena transición hacia un futuro de energías renovables. No se puede salir de una matriz basada en los combustibles fósiles, aumentando aún más la producción de combustibles fósiles; en este caso, a través de la extracción de gas no convencional.

Fuente: Papel de Trabajo Nº 11 (link is external) – Extraído del libro “20 Mitos y Realidades del Fracking” (Editorial El Colectivo, 2014). Equipo de Trabajo: Pablo Bertinat, Eduardo D´Elia, Observatorio Petrolero Sur, Roberto Ochandio, Maristella Svampa y Enrique Viale. Imagen de Marcellus Protest (link is external) bajo lic.

Creative Commons, en Airclim.org (link is external)

Fuente: cambioclimatico.org

Mas estudios sobre el metano y el fracking:  <LEER>

 

Dejando la realidad de los datos a parte, la industria del fracking se dedica a desinformar mediante videos y compra de expertos para que mientan a los ciudadanos incautos, como en este video

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.