Archivados varios sondeos de fracking previstos en los permisos Bezana y Bigüenzo.

Gas Fenosa y Repsol tenían intención de realizar ocho pozos estratigráficos que afectarían a Arcera, Arroyal y Barruelo en los permisos Bezana y Bigüenzo.

Ambos permisos se sitúan entre Cantabria y Burgos.

Siguen en activo los sondeos Valderredible, El Coto-2 y Cadialso-2.

La Subdirección General de Evaluación Ambiental confirma el archivo del expediente de evaluación de impacto ambiental de los 8 pozos estratigráficos que Gas Natural Fenosa junto con Repsol tenían planeado realizar en Valdeprado del Río.

Las localidades afectadas eran Arcera, Arroyal de los Carabeos y Barruelo de los Carabeos y eran unos de los trabajos previos necesarios para hacer fractura hidráulica ya que hubieran conseguido un testigo de las capas que hay en el subsuelo para poder determinar con más exactitud cómo y dónde realizar los pozos de fracking.

Este proyecto estaba englobado en los permisos Bezana-Bigüenzo, concendidos en 2009, actualmente caducados y por tanto manifiestamente ilegales.

Gas Natural Fenosa (con Repsol de empresa asociada con un 40% de la inversión, y Pyrenees Energy con un 10%) comenzó la tramitación de estos 8 pozos en octubre de 2013. Los trámites se estancaron por razones desconocidas, y ya en la primavera de 2015 habían transcurrido los 18 meses que tienen de máximo para realizar el “Estudio de impacto ambiental, información pública y consultas”. A finales de abril de este año al no haberse realizado la información pública en el plazo legalmente establecido, la Dirección General de calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural ha archivado el expediente de dichos pozos.

“Nos congratulamos de este archivo y damos una vez más la enhorabuena a toda la gente que ha trabajado para que ninguna empresa pueda hacer fracking en Cantabria”, señalan desde la Asamblea conta la fractura hidráulica en Cantabria.

“Recordamos que los trámites ambientales para los pozos de fractura hidráulica de Valderredible El Coto-2 y Cadialso-2 también han incumplido los mismos plazos hace meses y por tanto sus expedientes deberían ser también archivados. Además la tramitación del último pozo de fracking Sestero-1 en la primavera de 2016 se encuentra también en claro fraude de Ley dado que los permisos Bezana y Bigüenzo perdieron su vigencia por el transcurso del plazo para la realización de la actividad que tenían autorizada (solo se pueden realizar trabajos en el marco de un permiso de investigación si el mismo se encuentra vigente)”.

Una semana después de conocer la renuncia de Repsol al permiso de fracking Luena que afectaba a los valles pasiegos, con estos pozos archivados la Asamblea ve “cada vez más cerca la posibilidad de que Repsol y Gas Natural Fenosa renuncien a sus proyectos de fractura hidráulica en Cantabria”.

Fuente: vivecampoo.es

Deja un comentario